domingo, 29 de junio de 2014

Paseos cotidianos... Callejeando

Hay veces que sales a hacer recados con más tiempo del habitual y puedes permitirte el lujo de callejear hasta llegar a tu destino. Este fue mi caso el día que acompañé a mi tía a comprar unas láminas para unos cuadros... 

Sinceramente, es un verdadero placer salir por la mañana temprano y caminar por las calles de mi ciudad y descubrir sus colores...

Para ilustrar lo que digo, os dejo unas fotos. Espero que os gusten






Calles adoquinadas que conducen al paseante a fachadas señoriales...


El blanco de las fachadas y ese azul del cielo...  
Una combinación maravillosa.


 Portadas de piedra de alcor, de un amarillo albero tan característico, de nuestras propias canteras...



Calles que nos hablan de otros tiempos y nos trasladan a algarabías moriscas y  judías... a Postigos y murallas


Pequeños detalles en las fachadas de las casas que hacen que merezca la pena elevar la vista del suelo y detenerse, sin prisas, a mirar a las alturas...









Os invito a todos a callejear por vuestros pueblos y ciudades. Descubriréis lugares maravillosos. Rincones que siempre han estado ahí pero que con el ritmo de vida que llevamos, pasan inadvertidos a nuestros ojos y que merece la pena que nos detengamos a admirar.

Como siempre podéis seguirme en:


 
 
Y ahora también en 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Fátima. estás invitada a venir cuando quieras... :)

      Eliminar